Más allá del famoso Portal del Fragua y rodeado por el rio Zabaleta, está ubicado un caserío de más de 200 viviendas, con calles empedradas. Potreros extensos se dibujan sobre su entrada, sin embargo, aún sobreviven en su paisaje algunos árboles y en el extremo izquierdo, permanece un puerto al que llegan botes y canoas, incluso en época de verano.

Allí nació el Colectivo de Comunicación, Juventud y Medio Ambiente de Zabaleta, promovido por un líder que se niega a dejar de ser joven y que ha contagiado a chicos entre los 12 y los 17 años con el cuento del medio ambiente y armado de una cámara de vídeo. De eso apenas ha transcurrido un par de años, sin embargo, durante este tiempo y a punta de optimismo y buena vibra han logrado consolidar un grupo que se piensa seriamente el tema ambiental en esta zona del país, que ha dejado atrás el victimizante discurso del conflicto armado y decide ser protagonista, pero a la vez narrar otra historia para Zabaleta.

Es a través de conversaciones que analizan sus recursos naturales, o en caminatas donde las lecturas de territorio se hacen de cuerpo presente, evidenciando no solo los daños ambientales de la zona, sino también las potencialidades que continúan presentes. Así se suman ideas diversas, jóvenes con rostros esperanzadores como Elkin Polania, que se han mantenido en el proceso, o como Yurani Chico que a pesar de su corta edad y que no puede hacer largos desplazamientos, se niega a retirarse del colectivo, se niega a dejar de seguir siendo parte de este enfoque.

Tejiendo Red

Igual que ellos, hay colectivos en otros puntos del departamento, iniciativas que se encuentran en una Red de múltiples colores que han denominado “REDCaquetáJoven”, un entre-tejido que la mayoría de veces tiene como excusa para el encuentro Asambleas y eventos promovidos por la REDCaquetáPaz, pero que en realidad mantiene viva gracias al Facebook, al WhatsApp y otras aplicaciones del teléfono.

No es encuadre estático, cambia de manera permanente, algunos jóvenes se van del pueblo, en su lugar llegan nuevos que ingresan con mayor ímpetu y así se sigue tejiendo una red extensa, de ideas, pero, sobre todo, de amor y respeto por el departamento.

Todos a la Foto

Aunque los primeros pasos los dieron tomados de la mano de la REDCaquetáPaz, estos colectivos de jóvenes pertenecen de manera exclusiva a su territorio, hoy cuentan con un semillero de producción audiovisual, la Institución Educativa Divino Niño, les permitió establecer una oficina y a través del Programa Conservación y Gobernanza también se les asignó un equipo de cómputo y una impresora.

La semana pasada participaron de la Escuela de Periodistas, Bosques Territorios de Vida, en Puerto Asís al lado de grandes expertos y periodistas, aprendieron y compartieron sobre la deforestación y la gestión de los bosques. Para ellos todos caben en la foto.

Así es este colectivo de comunicación de Zabaleta, un grupo que cada día mejora su enfoque, jóvenes que se arriesgan a analizar juntos lo que pasa en su cotidianidad, a narrar desde sus propias voces lo que sucede más allá del Portal del Fragua, a monitorear la vida de las tortugas, a proponer en obras de teatro otras actitudes con el planeta, muchachos inquietos que le apuestan a enfocar el lente, en un asunto de moda, pero rayado, el tema del medio ambiente.