“El territorio es lo más sagrado que tenemos, como territorio indígena es la madre tierra, donde en ella podemos vivir sin que nadie nos venga a interponer nada” Luis Alfredo Gutiérrez Auchama, joven Embera Chamí.

En San José de Canelos, la comunidad Embera Chamí avanza en la apropiación de su nuevo territorio, atrás queda el negro capítulo de desplazamiento del Territorio Ancestral en el  Resguardo Honduras,  y hoy le apuestan a decidir de manera conjunta el uso del suelo y de los recursos.

A través del proceso de  zonificación agroecológica que se viene adelantando desde el año 2014, la comunidad indígena logró identificar el uso actual y uso  potencial del suelo que posee su territorio. Este ejercicio complementado con el diagnóstico de seguridad alimentaria y el tamizaje nutricional, arrojó los insumos necesarios para la construcción conjunta de la ruta de seguridad alimentaria con enfoque diferencial.

Todo lo que trabajamos en el territorio sirve para nuestra comunidad Embera, para la seguridad alimentaria, sostener la familia, eso es lo que trabajamos en el territorio y así vamos mejorando calidad de vida, Los territorios indígenas son sitios sagrados, donde hay plantas, medicinas, hay espiritualidad, por eso nosotros queremos mucho nuestra naturaleza, nuestra tierra, porque convivimos con ella. Norvey Aisama, Gobernador Comunidad Embera Chamí.

Jóvenes, hombres, adultos mayores, mujeres, niños y niñas, han recorrido y reconocido San José de Canelos, como una extensión de Honduras, lo proyectan  como una fuente generadora de alimentos, como una oportunidad de preservar sus tradiciones culturales, de continuar el uso de las semillas nativas y  de hacer un uso planificado y adecuado de la tierra. “Estamos planeando, consultando con toda la comunidad, todos tenemos esa participación para que conozcan, ahí estamos hablando, compartiendo conocimiento y eso para la comunidad Chami puru es muy importante” Norvey Aisama.

Durante el 2015, la REDCaquetáPaz continuará el acompañamiento en la implementación de la estrategia de seguridad alimentaria con enfoque diferencial, desde el Eje Inclusión Socioeconómica, en articulación con Yapawayra y con el apoyo decidido de ACNUR.