El pasado 30 de noviembre y 1 de diciembre Con la participación de 140 pobladores, pobladoras y jóvenes  del departamento de dimos paso a la x asamblea de pobladores 2019. Una décima cita al reencuentro, la participación,  reflexión y aprendizaje, esta vez en Macagual cede de la Universidad de la Amazonia.     

Dos días en los que los líderes de diferentes procesos sociales del Caquetá, se pensaron en un primer momento, cuáles serían los espacios de participación e incidencia de los que ellos harán parte en el próximo año.

Hubo espacio para el arte, el canto, las risas momentos en los que jóvenes y adultos se escuchan, se conocen e intercambian experiencias, resaltando así las cualidades que  cada uno de ellos tienen.

Nos propusimos metas para el 2020, pensamos en materia ambiental, social, cultural, y política en cómo, unir esas acciones de que cada uno tiene en sus territorios en una sola red, una red fuerte que una al Caquetá en propicitos claros.

Además en esta décima asamblea por tercera vez consecutiva tuvimos la feria productiva, un escenario para vender y comprar productos locales, además de esto conocer apoyar e impulsar estas iniciativas de comercio que tienen los pobladores del departamento.

El cierre estuvo acompañado de emociones y los reconocimientos a los tejedores de paz 2019, en las diferentes categoría..

Tejedor Revelación 2019: Oscar Pareja – Red de Pobladores de Cartagena del Chairá.

Tejedora Revelación 2019: Jenny Carolina Bernal – Red de Pobladores del Doncello

Jóven Tejedora de Paz 2019: Vanesa Patiño – Red de Pobladores Cartagena del Chairá

Jóven Tejedor de Paz 2019: Yonatan Galeano – Red de Pobladores de Milán

Tejedora de Paz 2019: Yamile Moreno – Red de Pobladores de La Montañita

Tejedor de Paz 2019: Victor Alfonso Hiles – Red de Pobladores de  Solita

Red Tejedora de Paz 2019: Red de La Montañita

Funcionario Tejedor de PAZ 2019: Milner Tejada premio otorgado por los Pobladores.

Reconocimiento a toda una vida: Luz Mari Alvarez Red de Pobladores de Florencia.

 

 

A cada uno de ellos gracias por su aporte, por creer que son posible las trasformaciones y se dan desde nuestras iniciativas de trabajo social.

Finalmente todos los pobladores  regresaron a sus casas con la firme convicción de seguir aportando al proceso de desarrollo y paz, comprometidos con la vida, y territorios, cargados de sentimiento de emoción más firmes y fuertes que nunca. Ese sueño del Construir un Caquetá querido continúa.