Murales, comparsas, festivales por los Derechos Humanos, programas radiales y hasta partidos de fútbol, configuran el entramado de acciones participativas que impulsan las Redes de Jóvenes Promotores de Derechos Humanos y Constructores de Paz en San Vicente del Caguán, Cartagena del Chairá y La Montañita, como aporte de las juventudes a la construcción de una cultura de la paz en los territorios, basada en el respeto por la vida y la dignidad humana.  

Estas redes nacen de una apuesta articulada entre la línea Gobernabilidad de la Fundación REDCaquetáPaz y el Programa de Derechos Humanos de USAID, que buscan, además, que los jóvenes de los municipios focalizados se empoderen como sujetos políticos, participen de manera activa en los procesos sociales de sus comunidades e incidan directamente en las instancias de participación donde se toman decisiones que afectan su desarrollo.

El proceso inició en el mes de septiembre del 2017, a partir una convocatoria abierta, que fue apoyada por las administraciones locales y por diferentes organizaciones sociales y juveniles presentes. Para la selección del grupo inicial de participantes, se tuvo en cuenta el enfoque diferencial, étnico, de género, la experiencia en temas relacionados con la organización social, y de manera especial, el interés que cada joven manifestó tener por los procesos sociales, la construcción de paz y los DDHH.

Por esta razón, cada red de jóvenes está integrada por un grupo heterogéneo de seres humanos con diversas capacidades, pero con motivaciones que los unen, como el compromiso por transformar los imaginarios colectivos en sus municipios, para darle vía a comunidades cada vez más respetuosas de las diferencias, democráticas y garantes de los Derechos Humanos.

DSC_2064

Entre octubre y marzo se adelantó la fase formativa del proceso, que, mediante metodologías dinámicas, enfocadas en potenciar de manera diferenciada las capacidades colectivas de cada red, abarcó siete ejes temáticos: Paz Territorial, Diversidad y Género, Transformación de Conflictos, Derechos de los Niños, Niñas, Jóvenes y Adolescentes; Participación Ciudadana, Derechos Humanos, y de manera transversal el Desarrollo de Habilidades Comunicativas.

Durante esta primera fase los participantes recurrieron a sus experiencias y perspectivas del territorio para crear un mapa de riesgos sobre el estado actual de los Derechos Humanos. Posteriormente, en respuesta a este mapa construyeron un Plan de Acción, que busca mitigar dichas problemáticas asociadas a vulneraciones de DDHH. Este insumo se considera un logro para la comunidad juvenil y constituye un aporte interesante para que la institucionalidad de cada uno de los municipios focalizados evalúe la integración de estas propuestas en las políticas públicas.

DSC_2070

Actualmente las tres Redes de Jóvenes se encuentran en la fase de ‘Réplicas’, llevando a las comunidades lo aprendido, contagiando a más personas de la importancia de la promoción y la defensa de los derechos humanos para la construcción de paz territorial, a través de actividades artísticas, culturales, comunicativas y deportivas, ideadas por ellas y ellos mismos.

Además, de manera paralela las Redes participan en instancias como el Consejo Territorial de Paz, Reconciliación y Convivencia, y la Plataforma Juvenil, donde se construye la Política Pública de Juventudes, tienen la posibilidad de compartir e intercambiar saberes y conocimientos con otros actores sociales y recurren a su imaginación creadora para proponer más acciones que aporten al bienestar territorial.

La fase de Réplicas se extenderá hasta el mes de junio. Los promotores de derechos humanos y constructores de paz estarán durante tres meses recorriendo colegios, barrios, corregimientos y veredas, tejiendo una red cada vez más grande que logre extenderse por lo alto y ancho de la zona norte del Caquetá.