+(57) 8 436 4342 Florencia – Caquetá
informacion@redcaquetapaz.org

Objetivos Estratégicos

1. En el marco filosófico de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, promover una cultura de defensa de la vida en todas sus formas y manifestaciones para la prevención y transformación creativa de los conflictos, en especial de aquellos que se expresan de forma violenta, y adelantar procesos de verdad, justicia y reparación y garantías de no repetición en un horizonte de reconciliación y justicia restaurativa; apoyando procesos de desarrollo enfocados a la reducción de los riesgos vinculados al conflicto en el territorio, mitigando su impacto y facilitando la recuperación sostenible de las poblaciones afectadas.

2. Apoyar a los habitantes del territorio para que generen, de forma participativa, organizada y democrática, las condiciones para asumir sus potencialidades y los retos que surgen de la transformación creativa del conflicto, de tal manera que puedan fortalecer sus propias dinámicas de desarrollo integral humano, que les permitan reconstruir el tejido social requerido para la convivencia y una paz sostenible.

3. Desarrollar el talento creativo de la capacidad humana y la cultura regional, de tal manera que permitan a las diferentes comunidades construir sus propios imaginarios, con sentido de pertenencia y arraigo a su territorio, crecer en calidad de vida y apropiarse de su propio desarrollo; generando al mismo tiempo valores propios de una ética colectiva.

4. Propiciar la generación de una cultura empresarial con dimensión social, que favorezca, además, la organización participativa, la elaboración y ejecución comunitaria de planes de desarrollo, el trabajo mancomunado, y el ejercicio democrático de la gobernabilidad, entendida como escenario de participación y concertación con las instancias del estado y la sociedad.

5. Contribuir a la conservación de la biodiversidad, como producto del uso sostenible del territorio, para lograr el mejoramiento continuo de la calidad de vida de las poblaciones locales, medido a través de su capacidad para gestionar y utilizar los recursos naturales, servicios eco sistémicos y la biodiversidad, de forma eficiente, aprovechando el potencial ecológico y social que ofrece el territorio, garantizando a la vez la prosperidad, la protección del entorno y la cohesión social, en alianza con las instituciones y organizaciones comunitarias existentes en el territorio.

6. Promover el desarrollo de habilidades críticas, reflexivas y propositivas en niños, niñas, adolescentes y jóvenes, buscando su participación activa en las acciones y contextos relacionados con sus intereses, decisiones, derechos, deberes y bienestar, con el fin de fortalecer su rol protagónico frente al mejoramiento de sus condiciones de vida y en el avance progresivo de sus comunidades y de la región en general.

7. Apoyar la construcción colectiva e incluyente de lo público, desde una ética integrada por un conjunto de valores sociales que sirvan como paradigma de referencia, para juzgar las consecuencias de nuestras acciones individuales y de grupo.

8. Propiciar el fortalecimiento de la gobernabilidad local y regional como eje articulador de procesos que favorezcan las relaciones y alianzas Estado–Sociedad Civil, consolidando la democracia participativa, la legitimación del Estado, la promoción y organización de la Sociedad Civil, para generar capital social que contribuya a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

9. Contribuir a la generación de una cultura de la legalidad, participando en el fortalecimiento el Sistema Judicial en la región, mediante la formación de liderazgos; el conocimiento, promoción y defensa de los derechos, deberes y libertades fundamentales de los ciudadanos; los espacios de concertación y diálogo; y el empoderamiento local.

10. Generar espacios para la recuperación de la confianza, convivencia ciudadana y la construcción colectiva y cotidiana de la paz, como articulación de las diferentes fibras del tejido social, favoreciendo la educación y la pedagogía para la paz.

11. Propiciar diferentes formas y modalidades de la educación popular, como componente esencial para el desarrollo de los pueblos, sus culturas y sus creencias.